Atrapada en una etapa de cero hombres?




AGQ Belleza: Laura, 27 años, es una chica sexy e inteligente… pero no ha salido con un chico desde hace más de un año. “Me harté de salir los fines de semana con la esperanza de hallar un hombre que sirviera”, dice. “Pero como no he encontrado a ninguno, ya no me molesto en volver”.

Lo sepa o no, Laura ha entrado en lo que llaman “el punto muerto de las citas”, un período en la vida de una mujer en el que la búsqueda del hombre perfecto (o de otro cualquiera para ir a comer o al cine) se ha vuelto tan frustrante, que la abandona por completo. Más y más mujeres en los finales de sus 20 e inicios de sus 30 se encuentran en la misma situación, según Bárbara Dafoe Whitehead, historiadora social y autora de Why There Are No Good Men Left (¿Por qué no quedan hombres buenos?) “Por varias razones, alas mujeres exitosas y educadas les resulta cada vez más difícil conocer hombres que valgan la pena”, añade Whitehead.

relaciones mujeres

Pero queremos decirte que el frente de las citas no está tan lúgubre como parece. Aquí, la razón por la que algunas mujeres descienden al punto muerto, más algunos tips para entrar de nuevo en circulación.

Cambio de prioridades

Acuérdate de cuando tenías 20 ó 23 años. Probablemente estabas más interesada en encontrarte a ti misma que en encontrar marido. “Las mujeres quieren ser independientes, económicamente estables y divertirse de lo lindo mientras son jóvenes”, dice Whitehead. Pero cuando se acercan a los 30, su mentalidad cambia. Sus carreras son más estables, ya han tenido infidelidades o varias relaciones románticas y poseen un conocimiento más sólido de sí mismas. “Comienza a surgir la presión de concentrarse en el futuro”, observa Whitehead. “Y es entonces cuando deciden que quieren una relación más significativa, dan una mirada a su alrededor y se preguntan donde están todos esos buenos chicos que se suponía iban a conocer.

infidelidades

Aspiraciones más altas

Una vez que decidas que la relación seria con un hombre es una posibilidad real en tu vida, tus estándares cambian. “Mientras mayor eres, más experiencias has tenido y más sabes lo que quieres en una pareja”, dice Whitehead. “No estás .dispuesta a aceptar al primero que se presente, o salir con un chico malo sólo por romper las reglas”. Pero al limitar tus opciones, también limitas tu campo de acción.

Así lo descubrió Elia, 28 años. “Solía salir con artistas que luchaban por abrirse paso. Eran apuestos y divertidos, pero eso era todo lo que tenían que ofrecerme. Ahora busco un hombre con un trabajo estable, y con antecedentes e intereses similares a los míos. Pero no tenía idea de lo difícil que sería encontrarlo”.

Para agravar las cosas, el nivel de educación de las mujeres excede hoy al de los hombres, de manera que hay menos chicos a la par de ellas. “Las mujeres todavía se muestran renuentes a salir con hombres por debajo de su escala social”, dice Linda Waite, profesora de sociología y coautora de The Casefor Marriage (El caso para matrimonio). “A no ser que se decidan a considerar a hombres que no estén en su misma categoría económica o educativa, su campo se estrecha”.

Ellos no han madurado

Mientras tú y tus amigas van a cenas elegantes y aprenden a beber buen vino, los hombres de tu edad todavía pueden estar tomando cerveza y matando el tiempo con juegos de vídeo. “Cuando las mujeres tienen veintitantos años, buscan una relación más madura”, observa Waite. “Pero sus contemporáneos en el sexo opuesto suelen tener menos madurez y no están listos para una relación seria”.

Eso le ocurre a Marina, 30 años. “Siempre me han gustado los hombres de mi edad. Pero ahora que busco una relación seria, veo que los chicos como yo se comportan como estudiantes y no están listos para eso. Así que no tengo a nadie”.

Pérdida de las amigas

Mientras más tiempo pasa, más amigas solteras se casan. Resultado: menos oportunidades tienes tú de conocer nuevos hombres. “La gente se muda geográfica y socialmente, y a las mujeres solteras les van quedando menos amigas para salir”, señala Whitehead. Y aunque pienses que el nuevo novio de tu amiga tiene un grupo de amigos listos para ti, Waite advierte que si él se ha comprometido, lo más probable es que la mayoría de sus compinches ya tengan pareja también.

Zoé, 31 años, está empezando a sentir los efectos de los nuevos compromisos entre sus amigas. “Mis amigas ya ni siquiera salen mucho, y cuando salimos, siempre soy la quinta y hasta la séptima rueda del auto entre ellas y sus novios. Pensé que al menos podría relacionarme con otros chicos a través de sus parejas, pero todos tenían compromiso. Para mí, ahora es casi imposible encontrar un hombre”.

Cansada de lo mismo

Después de más de una década de citas, el proceso de arreglarte, atraer a un hombre y temer que no te llame (sin contar con la comparación constante con las demás mujeres que están también de caza) tiene un efecto en tu estado de ánimo. “La prolongada soltería también puede horadar la autoestima de la mujer”, dice Whitehead. “Si ella ha recibido muchas desilusiones, es posible que se encierre en sí misma para protegerse y no sufrir más”.

Otra razón por la que muchas chicas dejan de salir: todo el mundo está tan presionado por la falta de tiempo, que es difícil poner la actividad “hallar hombre” en tu lista de prioridades. “Trabajo, salgo a darme unos tragos, miro la televisión con mis amigas y visito a mi familia una vez por semana”, dice Tania, 29 años. “Prefiero pasar el tiempo haciendo algo que disfruto antes que perderlo en otra cita infernal”.

A pesar de esta información al parecer deprimente, no tienes por qué desesperarte. Estás en control de tu destino. Y un simple cambio de mentalidad puede bastar para darle impulso a tu vida amorosa. Debajo, cómo lograr que ocurra.

Consejos similares:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *