Como adelgazar después del verano




El verano es una época que todos esperamos que llegue por que llegan nuestras vacaciones, vamos a la playa, comemos otras cosas que durante el año no comemos, nos tomamos unas cervecitas frescas en los chiringuitos de la playa etc.

adelgazar verano

Hasta ahí todo bien, pero luego viene el problema cuando el verano termina y nos damos cuenta de que hemos ganado unos cuantos kilos que antes de que el verano empezara no teníamos y ahora toca ponerse a dieta otra vez para perder estos kilos.

El problema es que después de un verano de excesos se puede hacer bastante duro el ponernos a dieta nuevamente y es por ello que toda ayuda es poca.

Por eso unos consejos no nos irán nada mal para que nos ayuden después de cada verano a perder esos kilos que hemos cogido de más.

-No hay que abusar de nuestra fuerza de voluntad. Es verdad que tradicionalmente siempre se ha dicho que para poder perder peso hay que seguir estrictamente una dieta y hay que sufrir y por ello hay que tener una gran fuerza de voluntad. Esto es un grave error por que abusar de nuestra fuerza de voluntad y pasar hambre puede hacer que nos hagan abandonar la dieta antes de tiempo y ponernos a comer de manera que engordemos más de lo que antes de comenzar la dieta estábamos.

verano

-Es muy importante dormir ocho horas al día. Mucha gente piensa que el sueño no tiene nada que ver con el adelgazar o engordar, que son dos cosas totalmente diferentes. En un principio puede parecerlo así pero realmente cuando tenemos una falta de sueño se produce un cambio en las hormonas que controlan el hambre. Estos cambios hacen que se reduzcan los niveles de leptina que es la hormona que quita el apetito y además hacen que aumenten los niveles de grelina que es la hormona que hace que se dispare el apetito. Además hay estudios que avalan que dormir poco hace que aumenten los deseos por comer alimentos de un mayor aporte calórico.

-Apuntarse a un gimnasio y hacer ejercicio es una buena idea pero también hay que tener en cuenta que hacer deporte aviva el apetito cosa que es normal por que hay que darle un mayor aporte calórico al cuerpo pero que a veces puede radicar en que hagamos una ingesta demasiado grande de alimentos en cada sesión de ejercicio que hagamos. Por eso hay que hacer deporte pero controlar nuestro apetito a la vez.

-Hay que tener cuidado con el agua por que es verdad que es recomendable beber agua en abundancia pero también es verdad que hay que tener cuidado con las retenciones de líquidos que nos pueden producir los alimentos con altos niveles de sal y otros componentes. Por eso es importante también tomar infusiones como el té que nos permitan eliminar parte de estos líquidos sobrantes de nuestro cuerpo.

-No todo está en la calorías. A veces nos centramos demasiado en mirar las calorías que tienen los alimentos y pensamos que nos van a engordar más los que más calorías tienen. Esto no siempre es así ya que los alimentos que más nos van a engordar son los alimentos que tienen grasas saturadas ya que esos alimentos seguramente se acumularán directamente en grasa en nuestro cuerpo.

-Es recomendable que cuando salgamos de casa llevemos algún tipo de alimento saludable con nosotros. ¿Por qué? Es muy sencillo. Seguramente al andar, al movernos, al hacer algo que gasta calorías con nuestro cuerpo, tendremos sensación de hambre y por lo tanto si vamos por la calle y vemos alguna pastelería, algún lugar con dulces u otros alimentos que realmente no debamos de comer aun tendremos más sensación de hambre. Por lo tanto la tentación de saltarnos la dieta y comernos algo de esto será muy grande. Sin embargo si llevamos con nosotros una pieza de fruta, una barrita de cereales o algo sano con nosotros y nos lo comemos, reduciremos esa sensación de hambre y podremos combatir la tentación de comer algo que no debemos.

-No hay que saltarse ninguna comida. A veces por el estrés, por las prisas, por el trabajo o por mil y una razones nos saltamos alguna de las 5 comidas que debemos de hacer al día o hacemos esa comida peor de lo que deberíamos. Por ejemplo es muy típico el levantarse por la mañana y con las prisas de ir al trabajo no desayunar o desayunar muy poco. Esto es un gran error por que entonces pasaremos toda la mañana con hambre y recurriremos a picar algo que no debemos, o también a la hora de la comida estaremos que devoraremos cualquier cosa que nos pongan. Si hacemos las 5 comidas al día entonces tendremos un día mucho más relajado en cuanto a hambre ya que aunque comamos pocas cantidades siempre tendremos algo en el estómago y por lo tanto tendremos la sensación de estar mucho más saciados.

-Haz la compra con el estómago lleno. Si haces la compra con el estómago vacío y con hambre, está asegurado que la tentación de comprar cosas que no debes de comer será mucho mayor por que tendrás un gran apetito y por lo tanto todo lo que veas que no debes de comer te apetecerá mucho más. Sin embargo si vas sin hambre a comprar y sobre todo con una lista de la compra ya hecha antes de ir al supermercado, comprarás solamente lo necesario y sobre todo lo que llevabas en mente comprar para seguir con tu dieta.

-Hay que planificar las comidas. Si hacemos una comida sobre la marcha o para comer cogemos cosas de la nevera de las que vamos picando, seguramente comeremos más de lo que deberíamos de comer y por lo tanto en vez de perder pesoengordaremos. Tenemos que planificar las comidas si lo que queremos es conseguir no saltarnos la dieta y comer cosas que no debemos de comer.

Consejos similares:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *