Dieta Atkins




La dieta Atkins fue la vanguardista de aquellas dietas conocidas como “bajas en hidratos de carbono” y también inspiradora de otras como la muy popular dieta Dukan. De esta manera, esta dieta Atkins, creada por el doctor Robert C. Atkins, ha vendido en su edición en libro más de seis millones de copias. Suena bien, pero ¿todo esto es verdad?

dieta

 

¿Cómo funciona la dieta Atkins?

El propósito de la dieta Atkins es cambiar nuestro metabolismo mediante el consumo de alimentos ricos en proteínas y limitar aquellos ricos en carbohidratos (los que tienden a elevar los niveles de azúcar en sangre).

La dieta funciona según el principio de la cetosis, que consiste en adquirir la energía de las reservas de grasa. Para comprender esto mejor hablemos de la insulina.

Las dietas altas en carbohidratos aumenta la producción de insulina en el cuerpo a causa de la glucosa que contienen. Cuando la insulina se encuentra a niveles altos, cualquier alimentos que comemos se convierte fácilmente en grasa en forma de triglicéridos. Por lo tanto, al tomar menos carbohidratos, producimos menos insulina y obliga al cuerpo a tomar la energía de otras fuentes, que en este caso será la grasa acumulada, y entonces comenzaremos a perder peso.

La cetosis se produce cuando ingerimos menos de 40 gramos de hidratos de carbono al día. Las personas que no siguen esta dieta suelen consumir más de 300 gramos de carbohidratos por día.

Además de cambiar el metabolismo mediante la cetosis, el otro objetivo de la dieta Atkins es reducir nuestro apetito subiendo la tasa de proteínas ingeridas, tal y como hemos explicado anteriormente en este blog, las proteínas reducen drásticamente nuestro apetito, lo que nos acaba obligando a consumir paulatinamente menos comida.

atkins

¿Qué podemos comer en la dieta?

La dieta Atkins esta diseñada en 4 fases en las que iremos incorporando poco a poco más carbohidratos.

La primera fase, conocida como fase de inducción de 14 días, sirve para corregir lo más rápido posible a nuestro metabolismo. Durante esta fase se estabilizará nuestros niveles de azúcar en sangre gracias a la bajada de carbohidratos y a romper los patrones de alimentación adictivas.

Una de las reglas de esta fase es no tomar más de 20 gramos de carbohidratos al día y no tomar de ninguna manera ningún alimento que no se incluya en la lista de alimentos permitidos.

En esta etapa tampoco se pueden comer frutas, pan, granos, verduras con almidón y algunos productos lácteos (como el queso o la mantequilla).

Gracias a esta fase de la dieta Atkins perderemos de peso muy rápidamete. En las siguientes tres fases, la pérdida de peso se irá reduciendo hasta alcanzar (y sobre todo mantener) nuestro peso ideal.

En la fase final de la dieta atkins aprenderemos a comer los hidratos de carbono necesarios para suplir nuestras necesidades sin ganar peso.

Conclusiones

Si bien los expertos nos dicen que la dieta Atkins nos hará perder bastante apetito y nos hará adelgazar rápidamente, no es recomendada para usarla de forma prolongada o para toda la vida.

Para nuestra salud no es sano el pasarse en la ingesta de proteínas. Una relación equilibrada de proteínas y carbohidratos sería lo ideal para llevar una vida sana.

La dieta Atkins también nos limita a tomar alimentos tan sanos como las frutas y las verduras y promueve el consumo de grasas saturadas, lo que es bastante menos saludable.

Las organizaciones de salud nos recomiendan una dieta de entre un 10-15% de proteínas, un 55-60% de hidratos de carbono y un 25-30% de grasas. Medidas que distan bastante de las aconsejadas en la dieta Atkins.

Siempre recomendamos hacer una dieta equilibrada, sin embargo si tenemos urgencia por perder peso, la primera fase de 14 días de la dieta Atkins nos ayudará a hacerlo. Eso sí, no olvidemos volver a una alimentación sana.

Consejos similares:

Tags: comidas, dietas, salud,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *