Las bebidas con más calorías




Hoy tratamos un tema que normalmente se nos pasa por alto: las bebidas con más calorías y puede que este factor sea el que nos esté aportando el alto contenido calórico que tratamos de suprimir con la comida.
Generalmente, cuando realizamos dieta, nos centramos en la comida y en sus calorías pero no nos paramos a ver que tipo de bebidas tomamos.

bebidas

¿Porqué bebemos siempre las bebidas con más calorías?

El secreto está en su composición, con alto contenido en azúcares y derivados, como son la sacarosa o el jarabe de maíz de alto contenido en fructosa.
Estos alimentos, contienen una elevada cantidad de calorías debido a su compuesto principal, utilizado para dar mejor sabor a la bebida y para aportar mayor adicción en su consumo.

Por este motivo, tanto si estamos realizando dieta y para mejorar nuestra salud, la mejor bebida para saciar nuestra sed y no preocuparnos del contenido en calorías, es el agua o, en su defecto, agua con limón.

¿Cuáles son las bebidas con más calorías?

Los zumos de frutas comerciales: su alto contenido en calorías viene dado por el hecho de que o bien, contienen un bajo porcentaje de fruta, o bien se realizan con polvos batidos en agua. Sin embargo, existe la falsa creencia de que los zumos no contienen tantas calorías pero la realidad es distinta. Contando con el aporte de azúcares, que aumenta todavía más su alto contenido en calorías.

bebidas caloricas

Las bebidas de zumo y leche: estas bebidas, enfocadas principalmente para niños, se anuncian como saludables por sus factores beneficiosos de la leche y las vitaminas de la fruta. Lo que omiten las marcas es que este tipo de bebidas contiene un alto valor calórico aparte de los beneficios que pueden aportar al organismo, por los añadidos poco recomendables que añaden al producto para su conservación. El agravante de estas bebidas es el elevado contenido en azúcar, más incluso que los zumos, y el simple hecho de que esté libre de grasas no significa que no engorden, pues las calorías que aportan a nuestro organismo vienen dadas por los azúcares añadidos.

Los refrescos: estas bebidas que no están catalogadas como bebidas light están cargados de calorías que pueden traer más consecuencias a largo plazo que el mero hecho de engordar, en el caso de su consumo habitual. El causante principal de su alto contenido en calorías reside en el sabor dulce que aportan compuestos como la fructosa o el jarabe de maíz alto en fructosa.

Según estudios de la Asociación Americana del Corazón, un consumo excesivo de este tipo de bebida calóricas puede ser uno de los factores cruciales a la hora de alcanzar estados de obesidad e incluso agravar enfermedades cardíacas. Los refrescos con mayor contenido en calorías son los de cola que, además de contener los compuestos de un refresco normal, contienen cafeína y esto puede afectar a nuestra salud con estados de ansiedad o insomnio.

Las horchatas: Esta bebida tan propia del verano contiene un alto contenido en calorías, gracias a su gran contenido en azúcares, elevado incluso que el que se añade a los refrescos. Su consumo puede llevarnos a un debate personal porque, a pesar de la falsa creencia de su beneficioso consumo, este producto no supone una gran ingesta de fibra, vitaminas o calcio. Por lo que en primavera y verano debemos controlar su consumo si estamos a dieta y no queremos jugárnosla con las calorías, y sobre todo escapar de la creencia de que es un sustituto de la leche.

El alcohol: esta bebida extremadamente calórica, supone grandes peligros para nuestra salud, por los daños que puede provocar en nuestro organismo y por la adicción que puede llegar a crear. En nutrición, las bebidas alcohólicas están consideradas como una auténtica bomba de calorías. El contenido en calorías de esta bebida se compara con lo siguiente, 7 kcal por cada gramo de alochol. En caso de acudir a un evento social en el que por cortesía no rechacemos esta bebida, lo indicado sería elegir cerveza o vino, pues son las bebidas alcohólicas con menos contenido en calorías.

Tras este breve resumen, nos queda claro que lo indicado si estamos a dieta y para beneficio de nuestra salud es el consumo de agua o agua con limón,para asegurarnos de un bajo contenido en calorías o, en el caso de desear una bebida más sabrosa, realizar un zumo natural en casa sin añadir azúcares al zumo.

Si te ha gustado el post de las bebidas con más calorías y lo ves interesante, no dudes en compartirlo en redes sociales.

Consejos similares:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *