Los nutrientes funcionales o esenciales para una buena salud




Proteínas:

¿Qué son? Son una sustancia química que forma parte esencial de la estructura de las membranas celulares y es el constituyente por excelencia de las células vivas. Actúan como biocatalizadores del metabolismo, además de ejercer su función de anticuerpos. Estas constituyen sus funciones biológicas principales.

nutrientes

Para compensar el desgaste de los tejidos y permitir el crecimiento anatómico es necesario ingerir alimentos con muchas proteínas, las cuales se consideran, junto con los aminoácidos, como pilares fundamentales de la vida.

La degradación de las proteínas tiene lugar durante el proceso de la digestión, generando abundantes aminoácidos que son transportados por la sangre y distribuidos a los diferentes tejidos del cuerpo. Cumplido este ciclo, los aminoácidos se unen formando proteínas humanas, como la hemoglobina y algunas hormonas. Las proteínas que el organismo desecha se transforman en urea, que pasa a formar parte de la orina, siendo eliminada por este medio.

Las proteínas cumplen funciones tales como la de generar aminoácidos necesarios para el crecimiento y la reparación de los tejidos; la de lograr el equilibrio ósmico de las células y la de contribuir a formar parte de glucoproteínas, hormonas, lipoproteínas, enzimas y anticuerpos para reforzar eficazmente el sistema inmunológ

Más nutrientes funcionales o esenciales:

Otros nutrientes funcionales y esenciales para el ser humano son los glúcidos o hidratos de carbono o carbohidratos (azúcares, almidones y fibras). Éstos constituyen la principal fuente de energía para el cuerpo humano, particularmente para el cerebro y el sistema nervioso. Y, al igual que las proteínas, tales nutrientes constituyen una parte importante de los anticuerpos existentes en el organismo, a la vez que forman parte esencial de la estructura celular. Cuando el cuerpo no cuenta con estos nutrientes, como fuente de energía, recurre entonces a los lípidos (grasas) y a las proteínas para suplir tal deficiencia. Y en ausencia parcial de proteínas y lípidos, es indispensable acudir a garantizados suplementos alimenticios que los contengan, como es el caso del “Triángulo de la Salud” de Kyäni Internacional.

salud

Este producto, cien por ciento natural (cero componentes químicos), a base de frutas y minerales, le puede aportar a su organismo los lípidos y proteínas esenciales que le ayudarán en el fortalecimiento de las membranas celulares, en la estructuración y reparación de sus tejidos y en la formación de hormonas y de enzimas y anticuerpos, garantizándole de esta manera un equilibrado sistema inmunológico. Asimismo le proporcionará una mayor fuente de energía, le protegerá sus vasos sanguíneos, sus tejidos nerviosos y otros órganos vitales.

El “Triángulo de la Salud” contiene nutrientes funcionales o esenciales que le ayudarán a fortalecer la membrana celular, a estimular el apetito y a servir de vehículo para la absorción de las vitaminas A, D, K y E.

Minerales:

Los minerales son también nutrientes funcionales o esenciales para el ser humano, ya que se ha comprobado que regulan muchos procesos orgánicos. Algunos cuentan con la propiedad de ser macronutrientes o macroelementos y, por lo tanto, muy necesarios para el cuerpo, como lo son el calcio, el magnesio y el fósforo. Otros tienen la característica de ser micronutrientes u oligoelementos, como son el yodo, el cobre, el  hierro, el potasio, el sodio y el cloro, el flúor, el azufre, el selenio, el zinc y el manganeso.

Los minerales son elementos químicos simples imprescindibles en la actividad celular. Su contribución en la conservación de la salud es de primer orden, ya que ayudan a controlar el metabolismo y a conservar las funciones de los diversos tejidos.

Función de cada mineral:

Muchos de los minerales, cuya función reseñamos a continuación, están contenidos en el suplemento alimenticio Kyäni (“Triángulo de la Salud”), lo cual hace que este producto sea uno de los más completos y más potentes a nivel mundial.

El calcio regula la contracción del corazón y de los músculos en general; actúa en la coagulación de la sangre y en la formación y conservación de los huesos y dientes. El fósforo, junto con el calcio, contribuye en el crecimiento y mineralización de huesos y dientes y, además, actúa en el metabolismo muscular y en la estructura del sistema nervioso. El magnesio actúa en la estructuración ósea y dental, y en la transmisión de los impulsos nerviosos. El yodo opera en el funcionamiento adecuado de la tiroides y es constituyente de las hormonas tiroideas. El cobre regula el crecimiento en general y en la formación de glóbulos rojos. El hierro es un poderoso constituyente de la hemoglobina. El potasio regula la contracción muscular y la transmisión de los impulsos nerviosos y ayuda a conservar el equilibrio hídrico en el cuerpo. El sodio opera en la contracción muscular y en la transmisión de los impulsos. El flúor actúa en el fortalecimiento de los huesos y en la estructura dental, fortaleciendo el esmalte y previniendo la caries dental. El azufre protege de hemorragias y forma parte de todas las proteínas celulares. El zinc es un componente importante de algunas enzimas y actúa en la hidrólisis proteica. El manganeso opera en la activación enzimática. (Las enzimas, como se sabe, son proteínas que catalizan reacciones químicas en los seres vivos. La catálisis es el proceso por el cual se aumenta la velocidad de una reacción química). El selenio conserva la elasticidad de los tejidos y, por lo tanto, retrasa el envejecimiento celular y reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades degenerativas.

Otros nutrientes esenciales o funcionales: Las Vitaminas.

Son compuestos orgánicos complejos que están presentes en los tejidos animales y vegetales. Aseguran las funciones celulares y también algunos procesos metabólicos. No son elaboradas por el organismo, por lo cual se hace necesario buscarlas en los alimentos y/o en los suplementos alimenticios, como el “Triángulo de la Salud” de Kyäni.

 Las vitaminas pueden ser:

-Hidrosolubles si se disuelven en agua y son: A, D, E y K

-Liposolubles si se disuelven en grasas y son: C, B1, B2, B5, B6, B12, PP, ácido fólico y factor H.

El consumo diario de agua:
El agua es un componente indispensable para la vida y muy abundante en la mayoría de los alimentos. El agua se absorbe a nivel intestinal y luego es transportada por la sangre a los demás órganos. La podemos encontrar en el organismo en forma intracelular formando parte del protoplasma celular, y extracelular, como líquido intersticial, linfa y como parte del plasma sanguíneo.

El agua transporta los nutrientes y productos residuales, regula la temperatura corporal, disuelve las diferentes sustancias y es un componente importante de la estructura de las células.

Kyäni recomienda tomar unos ocho vasos de agua diarios y practicar disciplinadamente algún ejercicio.

Consejos similares:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *