Métodos de Anticoncepción




Hay un interés renovado en los métodos para identificar momen­tos de ovulación y evitar un coito no protegido en ese momento como un medio de planeación familiar. Estos métodos son más eficaces cuando la pareja restringe el coito a la fase posovular del ciclo o usa un método de barrera en otros momentos. Las muje­res se benefician cuando aprenden a identificar sus periodos férti­les.

anticonceptivos

Las parejas motivadas, bien instruidas, logran alcanzar tasas bajas de embarazo al estar conscientes de la fertilidad, pero en muchas experiencias de campo, las tasas de embarazo resulta­ron tan altas como 20%.

Planeación familiar “sintotérmica” natural

La base para este procedimiento es el aumento del moco cervi­cal elástico claro observado por la paciente, las molestias abdo­minales de la parte media del ciclo (”mittelschmerz”) y un au­mento sostenido de la temperatura corporal basal cerca de dos semanas después de iniciada la menstruación. El coito no prote­gido se evita poco después del periodo menstrual, cuando se identifica por primera vez el moco fértil, hasta 48 h después de la ovulación, identificada por un aumento sostenido en la tem­peratura y la desaparición del moco elástico claro.

Método del calendario

Después de que se ha observado la duración del ciclo menstrual por lo menos ocho meses, se hace el cálculo siguiente: 1) el pri­mer día fértil se determina al sustraer 18 días del ciclo más corto, 2) el último día fértil se determina al sustraer 11 días del ciclo más largo. Por ejemplo, si los ciclos observados van de 24 a 28 días, el periodo fértil se extendería del sexto día del ciclo (24 menos 18) hasta el decimoséptimo día (28 menos 11). El primer día del ciclo es el primer día de la menstruación.

Método de la temperatura corporal basal

 
Este método indica el tiempo seguro para realizar el coito una vez que ha pasado la ovulación. La temperatura debe tomarse inme­diatamente al despertar, antes de realizar cualquier actividad. Con frecuencia se produce una caída ligera en la temperatura de 12 a 24 días antes de la ovulación, y un aumento de cerca de 0.4 °C, de 1 a 2 días después de la ovulación.

La temperatura eleva­da continúa durante el resto del ciclo. Algunos datos sugieren que el riesgo de embarazo aumenta cinco días antes del día de la ovu­lación, alcanza un nivel máximo en el día de ésta y luego des­ciende con rapidez a cero hacia el día siguiente a la ovulación.

Este método de control de la fertilidad requiere de un conjunto de cuentas (abalorios) en los que la pareja debe evitar el contacto sexual (o usar un método anticonceptivo de barrera) desde los días 8 al 19 del ciclo menstrual. Las cuentas se disponen de modo circular y se identifican mediante colores para mostrar los días en que es probable que la mujer pueda embarazarse y los días que son “seguros” durante el ciclo.

Un anillo removible se reposiciona a una nueva región cada día, comenzando con el primer día de la menstruación. En un pequeño estudio multicéntrico, el índice de falla del uso adecuado del método, fue de 5%, y el índice típi­co de falla fue de 12%. El método es aplicable a mujeres con histo­ria de ciclos menstruales entre 29 y 32 días.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *