Puntos críticos en la cocina




La cocina ha pasado de ser un espacio de manipulación de alimentos a ser un punto de encuentro del hogar en el que cocinamos, comemos, nos reunimos e incluso trabajamos o hacemos los deberes. Este cambio supone el aumento del número de gérmenes que pasan por la estancia, por lo que se deben extremar las precauciones para evitar la creación de focos de contaminación.

Según diversas investigaciones, más de la mitad de las toxiinfecciones alimentarias domésticas se deben a unos hábitos de higiene incorrectos en la cocina. Una de las medidas para evitar la presencia de los microorganismos que causan este tipo de trastornos para nuestra salud es identificar las zonas más proclives a la contaminación y mantenerlas limpias y secas.

Los puntos críticos de la cocina
El Instituto Silestone te ayuda a identificar estas zonas. Para definirlas de forma práctica las agruparemos según su uso:

Área de almacenamiento de alimentos: la despensa debe ser un lugar fresco, seco y ventilado. Debemos limpiarlo regularmente y revisar el estado y la fecha de caducidad de los alimentos almacenados.

Nevera y congelador: Para la correcta conservación de alimentos las temperaturas indicadas se encuentran entre 1º C y 4º C en la nevera y por debajo de -18º C en el congelador. Es importante la limpieza periódica de estos electrodomésticos para evitar la escarcha facilitando que se mantengan las temperaturas indicadas. No debemos olvidar la limpieza de los tiradores ya que en ellos se concentra un gran número de bacterias, ni tampoco cargar excesivamente el frigorífico y el congelador ya que se impedirá que el aire frío circule libremente y se reparta de manera homogénea. Todos los recipientes deben estar tapados herméticamente para evitar que se puedan dar contaminaciones cruzadas entre los productos.

Área de manipulación y preparación de los alimentos: es indispensable que todos los equipos y materiales de trabajo que entren en contacto con los alimentos estén fabricados con materiales fáciles de limpiar y desinfectar, además de ser resistentes a la corrosión. No debemos olvidar limpiar los utensilios cada vez que cambies de alimento manipulado para eliminar los posibles gérmenes que pueda haber dejado el alimento anterior.
Uno de los materiales más propensos a la contaminación son los paños y trapos de cocina. Por ello, deben cambiarse a diario dado su elevado nivel de riesgo y, siempre que sea posible, utilizar toallitas de un solo uso.

comida

Superficies: las superficies en las que se preparan los alimentos son zonas dónde fácilmente se producen contaminaciones cruzadas. La forma de evitarlas es limpiarlas con productos de limpieza antibacterias y secarlas bien, ya que los restos de comida y la humedad pueden dar lugar a un ambiente ideal para la reproducción de bacterias perjudiciales para la salud.

Área de residuos: los residuos son una importante fuente de contaminación debido a su riqueza en materia orgánica. Esta área es, por tanto, una zona de alto riesgo en la que debemos ser muy meticulosos con su limpieza.
El cubo de basura deberá estar siempre tapado y una vez vaciado, labor que haremos periódicamente, deberá limpiarse y desinfectarse convenientemente.

Además, no podemos olvidar la limpieza de suelos, techos, campanas, interruptores etc.., ya que en ellos se pueden acumular restos de alimentos y humedad. No se trata de esterilizar el medio en el que vivimos, sino de reducir la cantidad de agentes patógenos, causantes de enfermedades, que en él existen, de modo que no resulten perjudiciales para nuestra salud ni para la de aquellos que nos rodean.

El Instituto Silestone para la Higiene en la Cocina es un organismo independiente dedicado al estudio y la divulgación de la higiene en la cocina y su influencia en la salud y el bienestar de las personas. El ISHC es un foro de intercambio de opiniones y conocimientos sobre la materia con ciudadanos, instituciones y profesionales en el ámbito de la cocina. La proyección de cocinas más higiénicas, la correcta utilización de los utensilios y la manipulación segura de los alimentos son los principales ejes de actuación del Instituto Silestone.

Consejos similares:

Tags: cocina, comida,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *