¿Que se entiende por piel seca?




La piel seca es un fenómeno muy habitual en la población general, en personas de avanzada edad y también en los adolescentes, después de la pubertad ya que la piel hace el cambio. Se caracteriza clínicamente por una piel áspera, con descamación y con un color mate que puede dar lugar a picor y tirantez de intensidad variable.

la piel seca

Esto es debido a que la parte más superficial de la piel está formada por células que se renuevan aproximadamente cada 28 días. Si hay un recambio acelerado (por ejemplo, cada 8 días) o bien la capa de células muertas es retenida en la parte superficial de la piel (por un defecto en las grasas y proteínas que la forman), ocasiona que la piel adopte un aspecto de piel seca diferente de su aspecto normal, es decir, que se disminuye la capacidad de retener la humedad de la piel, por tan da lugar a una desprotección de la piel.

La piel seca puede que el resultado de varios factores que restan humedad en la piel. Lo más importante es el factor ambiental, durante el invierno suele aumentar la sequedad de la piel y con frecuencia es cuando aparecen los síntomas. El viento, el frío, la calefacción o el aire acondicionado agravan el aspecto de nuestra piel. Nuestra alimentación es otro factor que puede empeorar o mejorar el estado de nuestra piel. La deficiencia de grasas, vitaminas y mineral en nuestra dieta diaria pueden tener consecuencias directas en nuestra piel. Claramente, hay otros factores que perjudican directamente nuestra piel: el tabaco, el alcohol, ciertos medicamentos, el clima muy seco, la polución, un exceso de exposición solar, el uso de jabones inadecuados, la no utilización de cosméticos hidratantes y también el factor hereditario.

piel seca

Dentro de las pieles secas se encuentran principalmente las pieles alípiques y deshidratadas.

  • Alípiques: falta de grasa, es decir, que la cantidad de componentes grasos en la superficie está sensiblemente reducida y con ello su capacidad de retención de agua. Suelen ser de aspecto mate, finas, de un color blanco rosado, la piel es de escama con facilidad y tienen poca elasticidad.
  • Deshidratadas: puede presentarse en cualquier etapa de la vida. Son procesos que constituyen parte de los efectos naturales del paso del tiempo, sobre todo cuando empezamos a notar un envejecimiento biológico que se acentúa mucho más en la menopausia. Estas pieles deben su sequedad a un déficit de agua en la superficie. Los agentes externos favorecen la eliminación del agua superficial conduciendo a un resecamiento y mayor descamación.

¿Como se trata la piel seca?

Con la aplicación de sustancias hidratantes o emolientes. Hay un gran abanico de cremas hidratantes, algunas con sustancias grasas que facilitan que la piel retenga su contenido habitual de agua. De hecho, estas sustancias no aportan agua en la piel, sino evitan que el agua se evapore y se pierda.

¿Cuál es la mejor manera de aplicar la crema o la emulsión hidratante?

  1. Si tienes la piel seca lo mejor que puedes hacer es aplicarte un gel exfoliante. Alerta! No es lo mismo un gel exfoliante para el cuerpo que por cara. El de cara tiene un granulado más suave para no dañar la piel. De esta manera todas las partículas muertas marcharán de tu piel.
  2. Una vez aplicado el gel exfoliante escampa’l bien, por lo que rasque la piel y luego enjuaga bien la piel con agua.
  3. Crema o la emulsión (en general los productos ricos en grasa) van muy bien para hidratar la piel. Al haberte aplicado un exfoliante, tu piel absorberá mejor la crema. Estés un rato sin pantalones o con pantalón corto ya que tanto el aceite como la leche hidratante, manchan.
  4. Si ves que todavía manchas ruixa’t con agua sola y al salir de la ducha aplícate otra vez crema hidratante.

Consejos

  • Se aconseja ponerse guantes en este caso ya que un lavado excesivo con sustancias desengrasantes (detergentes), ayuda que se reduzca el contenido de agua. Cuanto más se moja la piel, por un efecto de evaporación, más seca.
  • Para la limpieza facial diaria, no utilices jabones. Utiliza siempre productos suaves que no alteren la capa hidrolipídica de la piel. Por ejemplo la emulsión limpiadora Skeyndor es un producto nada agresivo en la piel y da muy buenos resultados.
  • Bebe al menos dos litros de agua repartiéndolos durante el día.
  • Evita el frío, el sol excesivo y del viento. En épocas donde estos 3 elementos están presentes, la piel debería estar siempre protegida por una crema de día nutritiva (Hydradermie Guinot, 24h Skeyndor).
  • No olvides extender la crema facial por el cuello y el escote.
  • Toma el sol con precaución utilizando la protección adecuada.
  • Evitar poner la calefacción a una temperatura muy alta. En verano no abusar del aire acondicionado.
  • Los baños deberían durar como máximo entre 5 min y ¼ de hora, ya que los baños más largos de estos minutos, resecan la piel. En secarse la cara o el cuerpo con la toalla, mejor hacerlo suavemente con presión que con fregado y de forma brusca.
  • Utiliza siempre productos para piel seca ricos con elastina, ácido hialurónico y según la edad se aconseja un cosmético anti-edad para retrasar el envejecimiento celular.
  • Sigue los consejos de tu esteticista para mantener una piel cuidada y sana a la hora de utilizar según qué tipo de productos para el estado de tu piel: mascarillas, vitaminas, exfoliantes, sueros, etc.

La constancia y el cuidado son las claves para tener una piel perfecta.

Consejos similares:

Tags: piel,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *