Tipos de nutrición




Tras la polémica que se ha generado dentro del mundo de la nutrición con respecto a muchos productos y técnicas de alimentación, como es el caso de las llamadas “dietas milagro” o el de determinados productos dietéticos que han resultado ser un fraude completo, así como algunos peligros para la salud que se han identificado con algunos de estos.

nutrición

Estas y otras noticias están llevando a la gente a desconfiar de todo lo que tenga la etiqueta de saludable, nutritivo o algún término por el estilo, como sucede con el caso de la que posiblemente sea una de las empresas más conocidas a nivel internacional dentro del mundo de la nutrición y los complejos alimenticios, que no es otra que la firma norteamericana Herbalife.

Hay quienes dicen que con sus precios no puede estar ofreciendo productos realmente interesantes y de calidad, mientras que otros la acusan de todo lo contrario, es decir, de ser excesivamente cara en la comercialización de unos productos de consumo que tienen una duración bastante reducida.

¿Y quién tiene en realidad la razón? Bueno, lo cierto es que eso depende en gran parte de cómo se mire y de muchos otros factores, como pueden ser el poder adquisitivo de un cliente o las verdaderas necesidades nutricionales que tiene quien lo dice.

Una buena alimentación

Es más que evidente el hecho de que una correcta nutrición empieza con unos hábitos saludables de alimentación, por lo que quienes tienen la costumbre de incluir en su dieta frutas y verduras de manera habitual, así como evitar el abuso de grasas saturadas y otro tipo de alimentos con alto contenido en calorías pero poco valor nutritivo, no tendrán demasiada necesidad de utilizar suplementos alimenticios y les parecerá que con sus precios no está a la altura de las circunstancias.

¿Y esto, es así o no?

A cada uno le corresponde analizar si merece la pena pagar por adquirir productos nutricionales que complementen unas buenas costumbres en la alimentación y unos hábitos correctos de ejercicio. Lo que sí es una realidad es que el ritmo de vida que llevamos no nos permite en muchas ocasiones mantener unos niveles correctos de alimentación y salud, y productos como los de Herbalife, nos aportan lo que le falta a nuestro organismo, como pueden ser los minerales y las proteínas que necesitamos para mantenernos en buenas condiciones.

Controles y auditorías

Tal y como ya hemos mencionado antes, los escándalos en el mundo de la nutrición se encuentran a la orden del día, y lo cierto es que Herbalife no ha estado exenta de acusaciones por parte de expertos que han asegurado que algunos de los componentes que se incluyen en las fórmulas tienen algunos peligros para la salud.

No queremos ni mucho menos decir si esto es cierto, pues no somos expertos ni tenemos un laboratorio para analizar los componentes de los que se vale la marca para elaborar sus productos. Pero algo que sí tranquiliza al menos en parte es que los responsables de esta empresa, se han puesto a disposición de cualesquier organismo de control que quiera saber a ciencia cierta si estos problemas existen y si los ingredientes son seguros para la salud.

Tampoco es esta la única marca que se encuentra bajo la lupa de los escépticos, y como hemos dicho hay productos y marcas que se ha demostrado que eran un riesgo para la salud por incluir algunos ingredientes perjudiciales o que simplemente se trataba de un fraude debido a que no cumplían con las bondades que aseguraban tener.

Que necesitamos una buena alimentación, unos buenos hábitos de ejercicio y descanso es un hecho. Pero también lo es que todos nos encontramos sometidos a un ritmo de vida que en ocasiones nos impide seguir estas pautas del modo apropiado, por lo que a menudo tenemos que echar mano de algunas ayudas en forma de suplementos para estar bien alimentados, sanos y en forma.

No tiene nada de malo reconocer que necesitamos estas ayudas, al contrario, precisamente esto puede ser lo que nos permita estar bien nutridos y evitar en la medida de lo posible algunas de las dolencias más comunes en nuestro siglo, como son las que se deben a la falta de nutrientes o a los excesos de grasas saturadas y calorías vacías.

Eso si, que nadie piense que por beberse un batido o tomarse una pastilla no necesitará tener actividad física o controlar lo que come, eso son dos cosas que si bien son complementarias resultan bien distintas.

Consejos similares:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *