Vitamina E, una aliada para mantenerte joven




En un mundo cada vez más enfocado en el culto a la imagen y la belleza debes considerar que tienes un excelente aliado en la vitamina E para enfrentar los estragos que causan la edad y el medio ambiente en tu cuerpo. Este compuesto, debido a sus virtudes para la prevención de ciertas enfermedades y sus efectos anti-envejecimiento, también ha sido llamado la vitamina de la vida y de la juventud.

vitamina e

Fue descubierta en 1922 por los científicos estadounidenses Herbert Evans y Katherine Bishop y en los últimos años parece estar de moda, porque todos quieren mantener una imagen joven y bella y su consumo se ha disparado hasta convertirse en ingrediente indispensable de cremas y cosméticos, los cuales, por supuesto ya son parte del neceser y rutina diaria de belleza, tanto de mujeres como de hombres.

¿Por qué la vitamina E me ayuda a prevenir el envejecimiento?

Principalmente, por su acción antioxidante, ya que captura y desactiva a los llamados radicales libres, o sea las moléculas de oxígeno que descomponen las células causando el envejecimiento. De este modo protege a tus tejidos de los efectos nocivos de las toxinas ambientales y del daño consecuente a los procesos metabólicos normales.

La vitamina E contribuye al proceso de renovación celular y también promueve la producción de colágeno, por lo que resulta muy benéfica para la prevención de arrugas en la piel. Así es que si quieres atrasar los signos del envejecimiento ésta es tu vitamina.

¿Dónde puedo conseguirla?

Como nuestro organismo no puede producirla es necesario obtenerla de otras fuentes, tales como:

·        Aceites vegetales: Germen de trigo, maíz, olivo, coco, algodón, soya, semillas de girasol
·        Frutos secos: Almendras, pistaches, nueces, avellanas
·        Cereales: Trigo, avena, arroz integral
·        Vegetales: Aguacate, brócoli, tomate, pepino, aceitunas, vegetales de hojas verdes como la espinaca
·        Frutas: kiwi, nectarina, uvas, durazno; en mora, ciruela, mango, plátano y también en manzana, aunque en poca cantidad
·        Origen animal: Yema de huevo, carne, hígado, mantequilla

Puedes incluir en tu dieta estos alimentos para poder obtener los beneficios de la vitamina E que hemos mencionado o bien puedes complementar tu dieta con la presentación de esta vitamina en pastillas o cápsulas de gel, las cuales vienen con ciertas medidas para que consumas la mínima requerida. Los niveles óptimos se deben mantener entre 200 y 800 UI (Unidades Internacionales).

Si decides tomar algún suplemento lo mejor es adquirir aquellos que sean de origen natural, porque de esta forma el organismo los puede absorber y utilizar mejor. En la etiqueta de los envases fíjate que sean de origen natural, ya que la puedes identificar como d-alfa tocoferol (o tocoferilo) y de forma sintética dl-alfa-tocoferol.

Puesto que la vitamina E es liposoluble, es mejor ingerirla con aceites de pescado y otras grasas, a fin de incrementar al máximo su absorción y sus propiedades antioxidantes protectoras. Es recomendable tomarla después de la comida.

mujer vitamina e

Efectos antienvejecimiento de la Vitamina E

Con el paso del tiempo las funciones de nuestro organismo se van deteriorando, aunque ello también tiene que ver con nuestro estilo de vida y hábitos en general, puedes contar con la vitamina E, que puede ser una buena ayuda para prevenir la aparición de esos incómodos signos de la edad, gracias a sus efectos antienvejecimiento:

En la piel
·        Retrasa el envejecimiento cutáneo al destruir los radicales libres que se forman por la acción de los rayos ultravioleta
·        Suaviza la piel seca
·        Reduce cicatrices, por ejemplo luego de una cirugía o en casos de acné
·        Mejora el tono cutáneo
·        Previene las manchas en la piel relacionadas con el paso de la edad
·        Promueve la producción de colágeno, importante para la flexibilidad y tensión cutánea
En las articulaciones
·        Protege las articulaciones
·        Ayuda al combate de la artritis
En los ojos
·        Reduce el riesgo de cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad
En el sistema vascular
·        Ayuda a desbloquear las arterias
·        Previene de ataques al corazón
·        Interviene para una adecuada coagulación sanguínea
·        Disminuye el riesgo de accidentes cerebro-vasculares
Sistema inmunológico y nervioso
·        Aumenta las defensas de las células por lo cual puede ayudar a prevenir el cáncer
·        Previene o retrasa el daño que sufren las proteínas encefálicas y los glóbulos blancos del sistema nervioso central asociado al envejecimiento
·        Previene el Alzheimer
·        Previene la enfermedad de Parkinson
Reproducción y sexualidad
·        Disminuye riesgos de infertilidad
·        En el plano sexual también juega un papel importante, ya que estimula el buen funcionamiento de la glándula pituitaria, localizada en el cerebro y que es fundamental para la actividad sexual
Otros
·        Disminuye el colesterol
·        Regula el nivel de azúcar en la sangre
·        Es necesaria para la reparación de tejidos
·        Previene el daño celular inducido por el ejercicio extenuante
·        Algunos estudios han obtenido buenos resultados en los procesos de control del crecimiento de los tumores en el útero y en problemas de los senos, como la congestión pre-menstrual

Como en todo, los excesos no son buenos, por ello te recomendamos que no abuses del consumo de vitamina E, porque de hacerlo puedes sufrir náuseas, gases, diarrea y si tomas algún coagulante su efecto se verá aumentado.

Como todo medicamento o suplemento debes tomarlo con precaución, consulta a tu médico, él te orientará y te indicará las dosis adecuadas.

Tags: vitamina,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *