Alimentos y consejos para un colon irritable




 

La enfermedad del colon irritable o intestino irritable es una enfermedad común que exactamente no se ha determinado cual es el motivo de su aparición pero si cuales pueden ser los factores que pueden hacer que sea más fácil que aparezca. Lo que si sabemos es que a veces se confunde con la enfermedad de Crohn antes de realizar un examen y diagnóstico exhaustivo.

Algunas de las causas que pueden parecer desencadenarlo son los malos hábitos, seguir una dieta poco equilibrada y el estrés entre otros muchos motivos.

colon irritable

Algunos de los síntomas de esta enfermedad son la diarrea, en contraposición el estreñimiento, los gases y el dolor en el abdomen.

Si queremos mejorar nuestros síntomas del colon irritable podemos seguir algunos consejos como son los siguientes:

-Tenemos que aumentar nuestra ingesta de fibra tanto para personas que sufran estreñimiento como para los que padecen diarrea por que en ambos casos podría ser beneficioso según se mire. Tendremos que comer más alimentos tipo pan integral, frutas con piel, algunas verduras etc. También podremos recurrir a complementos como el salvado.

-Tendremos que modificar nuestra dieta y eliminar gran parte de las grasas. Es decir, tendremos que sustituir nuestra dieta por una dieta con pocas grasas y más proteínas. Las proteínas se suelen encontrar en abundancia en carnes y pescados con lo cual tendremos que introducirlos en nuestra dieta diaria.

-Tenemos que hacer comidas más ligeras, intentar no comer tanta cantidad de comida y comer más veces pero menos cantidad. Así lo que conseguiremos será hacer digestiones menos pesadas al tener muchos menos alimentos en nuestro estómago.

-Tendremos que evitar algunos alimentos y elementos que no nos vienen nada bien para nuestra enfermedad como pueden ser algunas especias, sobre todo las picantes, el alcohol, la tónica, la bollería, los helados, la mantequilla etc.

-Si en mayor parte lo que tenemos es diarrea en vez de estreñimiento lo que tendremos que hacer es intentar tomar la menor cantidad de lácteos, té y café posible. Podemos sustituir por ejemplo la leche por una leche vegetal.

-Algo que tendremos que tener en cuenta que debemos de quitar de nuestra dieta son las bebidas con gas.

-También tendremos que evitar los alimentos que nos produzcan flatulencias como pueden ser las judías, la col, la coliflor, las habas etc.

colon irritable

-Algo muy importante es que tendremos que aumentar el agua que ingerimos en nuestro organismo hasta llegar a ingerir entre 1,5 y 2 litros de agua todos los días, sobre todo si lo que nos ocurre es que tenemos estreñimiento, aunque si tenemos diarrea también es muy importante ingerir una gran cantida de agua.

-Las comidas hay que intentar tener una regularidad, es decir tenemos que hacernos unos horarios de las comidas para comer siempre en las mismas horas y no cambiar a nuestro organismo de horas y también a la hora de hacer las deposiciones, tenemos que tener más o menos un horario en el que lo hagamos para ser más bien regulares.

-Tendremos que introducir un poco de ejercicio físico a nuestra rutina diaria si lo que queremos es mejorar por que el deporte nos ayudará.

-Cuando tengamos dolor en la zona del abdomen nos irá bien para aliviarlo aplicar un poco de calor por ejemplo con una toalla caliente seca. No hay que pasarse con el calor por que eso también podría ser perjudicial.

-En la medida de lo posible intentar evacuar por nosotros mismos, evitando tomar todo tipo de laxantes ya que de por si ya tenemos irritado nuestro intestino.

-Hay que tomarse las noticias con calma, por muy malas que sean las noticias hay que intentar no preocuparnos demasiado por que esto nos hará que nuestra enfermedad empeore.

-Hay que tomarse la vida en general con relax, intentar practicar algunos ejercicios de meditación, de relajación etc como pueden ser el yoga o similares que nos ayudarán sobre todo a controlar nuestra mente en las situaciones de máxima irritabilidad.

-Es importante controlar nuestra tensión por que hacer que esta aumente por culpa del estrés por ejemplo puede hacer que nos causen ataques a nuestra enfermedad, por lo tanto tenemos que estar controlados periódicamente.

Para los que puedan necesitar un ejemplo de dieta que se pueda llevar cuando tenemos el colon irritable podríamos seguir la siguiente:

-En el desayuno:
Se puede tomar un vaso de leche de almendra (o cualquier otra vegetal), una infusión de té o café (estas dos últimas en caso de no sufrir diarrea) con un poco de azúcar. Podemos tomarnos un poco de pan integral (así ya comenzaremos el día añadiendo un poco de fibra a nuestra dieta) y alguna fruta como pueda ser una manzana, una pera, un plátano etc. Además podemos tomarnos también un zumo de fruta natural.

-Para las comidas principales:
Podemos tomar sopa o caldo de vegetales (también contendrán fibra) o de carnes y pescados no grasos (que contendrán proteínas). También podremos tomar hidratos de carbono como son las pastas, patatas cocidas, el arroz (mejor si es integral). Las carnes podremos tomar las que no sean grasas como son el pollo, el pavo, la ternera etc y se tendrán que hacer al horno o la plancha, nunca hay que hacerlas fritas. Pescado podremos comer todo el tipo que queramos siempre y cuando no lo hagamos frito. Huevos también podremos introducir. Verduras podremos comer excepto las que produzcan flatulencias. Frutas también podremos comer. Y pan mejor que sea integral para que tenga fibra.

-Sobre los complementos que podemos tomar:
El aceite de oliva es esencial y si es de oliva mucho mejor, recomendando hasta dos cucharadas al día. Las bebidas no tenemos que beber con gas, lo mejor son el agua y los zumos naturales de frutas. Sobre especias hay que intentar no usarlas, se puede usar sal por ejemplo y alguna especia neutra, sobre todo ninguna que sea picante.

Para terminar decir que el colon irritable es una enfermedad que aunque no parezca grave hay que c uidarla por que si no podría derivar en cosas más graves y por lo tanto como se suele decir, es mejor prevenir que luego curar.

Consejos similares:

Tags: colon, salud,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *