Dieta para adelgazar y ganar músculo a la vez





En general adelgazar y ganar músculo son dos cosas antagónicas, son dos cosas que de lógica no se podría hacer a la vez. Pero, ¿Por qué?

Por que en un principio cuando perdemos peso una de las cosas que también perdemos es músculo y por lo tanto al intentar perder peso siempre se pierde algo de músculo. Otra de las cosas que ocurre es que al ganar músculo también hay que comer en una mayor cantidad con lo cual perder peso parece también una tarea cuanto menos muy difícil.

adelgazar

Sin embargo esto no siempre es así, siempre hay maneras de hacer una compensación entre ambas cosas, es verdad que es muy difícil conseguir hacer ambas cosas a la vez pero no imposible.

Tenemos que tener muy en cuenta los conceptos necesarios para en primer lugar bajar de peso y en segundo lugar para aumentar de músculo.

Para poder bajar de peso y sobre todo de grasa que es el peso que nos interesa intentar bajar, hay que reducir el número de calorías que ingerimos al día y sobre todo lo que tenemos que intentar evitar es ingerir demasiadas grasas saturadas para que no sigan acumulándose e intentar no ingerir demasiados hidratos de carbono ya que un exceso de estos terminará acumulándose en grasa directamente en nuestro cuerpo. Otra cosa importante a la hora de bajar peso es el hacer ejercicio cardiovascular.

Ahora hay que tener en cuenta que para aumentar de músculo, en primer lugar lo que se debería de hacer es aumentar el número de calorías que ingerimos en nuestro cuerpo para poder así tener la suficiente energía para realizar unos entrenamientos completos. Este aporte extra generalmente se saca de los hidratos de carbono, todo lo contrario que hay que hacer para perder peso y además obteniendo una gran cantidad de proteína para poder reconstruir el músculo tras cada entrenamiento. En este caso es también recomendable ingerir grasas, pero claro no grasas saturadas si no grasas vegetales, grasas no saturadas que ayuden al metabolismo.

dieta

Después de estas dos reflexiones en las que vemos que realmente es algo totalmente diferente lo que hay que hacer para perder peso y lo que hay que hacer para ganar músculo, se podría decir que es imposible hacer ambas cosas a la vez por que realmente es algo ilógico hacer ambas cosas, el resultado no sería nunca el que deseamos.

Si acabamos de comenzar con el gimnasio y las pesas por primera vez en la vida, quizás juguemos con cierta ventaja por que nuestro cuerpo aun no ha tomado ninguna forma y por lo tanto cuando empecemos a hacer el ejercicio y vaya pasando el tiempo nuestro cuerpo irá usando nuestros depósitos de grasa del cuerpo para energía e irá por lo tanto transformando grasa en músculo y por lo tanto perderemos consecuentemente grasa de nuestro cuerpo.

Sin embargo si ya llevamos tiempo en el gimnasio y nuestro cuerpo está acostumbrado al levantamiento de pesas y ese ejercicio, este efecto no será tan grande y por lo tanto lo que tendremos que hacer es tomar otras medidas.

Una de las medidas que podemos tomar a la hora de intentar bajar de peso y aumentar nuestro músculo es reducir la cantidad de hidratos de carbono a ingerir, sobre todo antes de los entrenamientos, no me refiero a suprimirlos, pero si a rebajar un poco su nivel de ingesta. Es verdad que son esenciales para obtener energía a la hora del entrenamiento, pero también es verdad que con ese ejercicio y esa reducción de los hidratos conseguiremos que nuestro cuerpo recurra a los depósitos de grasa para obtener energía.

Algo importante en esto es que a la par que rebajamos nuestra cantidad de hidratos de carbono en nuestra alimentación, aumentemos la cantidad de proteínas ya que estas son esenciales a la hora de generar músculo y por lo tanto si las aumentamos tendremos una mayor facilidad de generar músculo.

Además otro tema importante por el cual hay que introducir más proteínas en esta alimentación es por que al recudir los hidratos de carbono puede que nuestro cuerpo tienda a recurrir a nuestros músculos para obtener energía en vez de a nuestros depósitos de grasa y si aumentamos las proteínas evitaremos que nuestro cuerpo recurra a los músculos y por lo tanto los reduzca.

Algo muy importante a la hora de generar músculo, a parte de la dieta es tener muy en cuenta que necesitamos levantar peso en nuestros entrenamientos y necesitamos que sea un peso elevado por que así es cuando se estimula el crecimiento del músculo. Si levantamos poco peso no estimularemos su crecimiento, solo lo fibraremos y por lo tanto ni conseguiremos obtener esa energía de los depósitos de grasa ni obtendremos el resultado de aumentar el músculo.

Como no podemos suprimir del todo los hidratos de carbono de nuestra dieta lo que si que podemos hacer es intentar repartirlo todo un poco en la semana. Es decir, podríamos los días que no entrenamos reducir bastante la ingesta de hidratos de carbono y los días que entrenamos aumentar un poco esos hidratos para poder obtener la energía suficiente para hacer un entrenamiento óptimo.

Los días que no entrenemos, estos hidratos podremos sustituirlos por otros alimentos como pueden ser las verduras, así nos saciaremos pero no tendremos esa ingesta de calorías extra que nuestro cuerpo no necesita. Eso sí, no tendremos que olvidar los días que no entrenemos las proteínas, por que también necesitaremos una ingesta de proteínas.

Los músculos aun cuando estamos descansando siguen trabajando, siguen creciendo los días de descanso y por lo tanto seguirán necesitando un aporte extra de proteínas para seguir creciendo y sobre todo para evitar ese catabolismo muscular que hará que nuestros músculos se hagan más pequeños en vez de hacerse más grandes.

Con esto se podrá concluir en que es muy difícil adelgazar y a la vez aumentar músculo y si hacemos ambas cosas a la vez es probable que nos cueste mucho tiempo, pero no es imposible hacerlo.

Consejos similares:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *