Vitaminas para la piel




Una tez blanca, impecable, sin duda, es un atributo deseable en muchas culturas. Un aspecto apagado y sin vida puede ser un problema común entre las mujeres de todas las edades,  esto puede ocurrir debido a varias razones.  A pesar de que al usar formulas naturales podrías tener menos riesgos, ya que no contienen ingredientes artificiales, debe tenerse en cuenta que incluso éstos pueden causar irritación cuando se usan incorrectamente o si la piel es especialmente sensible.

vitaminas piel

Prueba estas fórmulas en una superficie de la piel poco visible para determinar las reacciones adversas con el fin de evitar problemas que puedan afectar la forma en que te ves. Además de un ritual correcto de cuidado de la piel que consiste en el uso de vitaminas, hidratación, usa protector solar para evitar manchas de color marrón, realiza sesiones semanales exfoliación  y utiliza algunas de estas soluciones naturales para iluminar tu cutis:
La miel, la clara de huevo y la leche son conocidos por ayudar a aclarar nuestra piel. Usados juntos o por separado, estos ingredientes pueden ayudar a aclarar y nutrir nuestra piel al mismo tiempo, debido a los diferentes ingredientes activos contenidos en ellos. Además de ayudar a la piel a recuperar su brillo natural, la miel también actúa como un humectante natural, mientras que el ácido láctico proporciona una exfoliación suave de la piel. Una mezcla de puré de banano y miel puede ser muy nutritivo.
El uso de exfoliaciones químicas suaves tiende a tener mejores efectos comparados con exfoliantes que pueden ser más severos en la piel. Las mascarillas de frutas también pueden ser utilizadas por aquellas que están tratando de obtener una tez clara. Los cítricos son una excelente opción debido a que contienen una considerable cantidad de vitamina C, que ayuda a aliviar la piel y estimula la regeneración celular, al mismo tiempo. Si sufres de problemas tales como enrojecimiento de la piel, asegúrate de usar este tipo de mascarillas con precaución para evitar agravar los problemas ya existentes.
El polvo de sándalo también puede ser utilizado con éxito para este tipo de propósito. El sándalo es un conocido remedio natural para problemas de la piel como enrojecimiento, acné e incluso la prevención de arrugas. Mezcla polvo de sándalo con jugo de limón, jugo de pepino y jugo de tomate hasta obtener una pasta fina. Asegúrate de aplicar la mezcla mediante un ligero masaje en la piel, dejala actuar durante unos 30 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Aplica crema hidratante o loción, como de costumbre.
Una mascarilla de calabaza, papaya y piña es también una buena opción. Combina partes iguales de cada uno de estos ingredientes y pónlos en una licuadora o trituralos con una cuchara hasta obtener una pasta suave. Este tratamiento también puede ser útil para aquellas que están lidiando con las cicatrices del acné. Asegúrate de usar la mezcla dentro de tres días, dejándola actuar por 20 minutos.

Si todavía estás interesada en el uso de los productos convencionales para un mayor efecto es recomendable utilizar una crema que contenga hidroquinona y vitamina C ya que estos han demostrado ser los ingredientes más eficaces para este problema en particular.

Hablar con un dermatólogo puede ser una buena idea, ya que podría ser capaz de prescribir los productos que tengan concentraciones más altas en comparación con los ungüentos más comunes disponibles que están diseñados para hacer frente a la pigmentación excesiva. Ten en cuenta que como con cualquier tratamiento la perseverancia es la clave para obtener los resultados esperados.

Consejos similares:

Tags: piel,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *